Facebook Like

domingo, 22 de junio de 2014

Cuidado Facial Personalizado: Cremas para cada tipo de piel + cómo aplicarla

Hola lindas!! Cómo están? Yo estresadísima, así que esta será la última entrada antes del período de pruebas, por lo que volveré en julio. Juro volver!

Hoy quiero hablarles de un tema re importante para nuestra piel. Todas queremos una piel linda y lozana, y generalmente buscamos cremas con ingredientes que nos ayuden según nuestros distintos tipos de piel, pero a veces se nos olvida que la característica transversal y fundamental para el cuidado de todos los tipos de piel es la hidratación facial.

Foto tomada de aquí


Cremas faciales hidratantes hay por montones, en distintas presentaciones,  texturas y precios. ¿Aún no tienes el hábito de aplicarte crema facial de día y noche? Mejor sigue leyendo!


Las cremas hidratantes son importantes porque afectan y ayudan a todas las capas de tu piel. No importa si tu piel es seca, grasa, mixta, joven, mayor o con alguna enfermedad dermatológica, nunca es tarde para hidratarla y ayudarla a protegernos mejor y que, de paso, se vea más linda.

La piel es nuestra principal barrera física de protección y la exposición a factores como el clima, viento, estrés, hormonas y contaminación terminan afectando su equilibrio metabólico. Por eso es tan importante echarle una ayudita con hidratación externa (cremas) e interna (alimentación, beber líquidos). Acá nos referiremos a la externa, pero debes recordar que AMBAS son necesarias. Ni la mejor crema hidratante hará magia si no bebes la cantidad de líquidos que tu cuerpo requiere mínimamente. Eso aclarado, comencemos! 

Ya dijimos que todas las pieles necesitan hidratación, pero ninguna es igual a la otra y por lo tanto hay requerimientos diferentes. Dicho eso, acá recomendaciones para cada tipo de piel:

  • Piel Normal: La mayoría de las cremas hidratantes sirven, no hay mucho problema, pero trata de buscar alguna que no tenga tan alto contenido de aceites ni frutos.
  • Piel Seca: Acá sí que hay que ponerle power a la hidratación, sobre todo después de los 30 años. A estas pieles le convienen las cremas ricas en aceites o mantecas y nutrientes (la mayoría de las cremas nutritivas aportan elementos grasos a la piel). Los mejores ingredientes serían el aceite de palta, oliva y almendras; mantecas como cacao, karité o cera de abeja, y la lanolina. En cuanto a presentación, suelen absorber mejor las cremas más bien oleosas o aceitosas, o aquellas con formato tipo vaselina. Ojo, que estas pieles son las más propensas a las arrugas prematuras, así que hazle cariñito a tu piel, preocúpate! :)
  • Piel Grasa: Generalmente está bien hidratada, pero eso no significa que debas confiarte. Elige fórmulas libres de aceite (las encuentras como oil free) y ojalá con ingredientes que absorban el exceso de grasa, como frutos cítricos, pepino y agua de rosas. Lo ideal es que la crema que utilices no sea muy untuosa o aceitosa, así que en su lugar, elige las presentaciones tipo gel, que son mejor absorbidas por este tipo de piel.
  • Piel Mixta: Son más complejas, así que para hidratarlas la idea es buscar productos de acción combinada, que aporten hidratación a todo el rostro y cantidades reducidas de aceite. Le vienen muy bien ingredientes como lavanda, manzanilla y jojoba, también el aceite de karité (que es menos graso que otros aceites como el de cacao) e ingredientes con propiedades astringentes que no resequen en exceso la piel. En cuanto a presentación, sería similar a las pieles grasas: cremas en gel, o bien aquellas que son ligeras, más acuosas y no muy untuosas.
  • Piel Sensible: Muchas pieles son de este tipo ADEMÁS de corresponder a alguna de las categorías anteriores, y les cuesta mucho encontrar una crema adecuada. Para ellas, lo mejor son cremas libres de perfumes y alcohol, y que contengan más mantecas que aceites. Las leches hidratantes son súper buena opción, especialmente si contienen ingredientes como afrecho y almendras. También hay que tomar en cuenta que, si bien la protección solar es importante para todas las pieles, en este caso es absolutamente fundamental.



Y ahora que sabemos qué crema necesitas... cómo aplicarla?

Es bien fácil en verdad. La idea es ir siguiendo el flujo linfático, ya que eso también ayuda a la buena circulación de la piel. Ojo, que no se trata de ir estrujando la linfa por sus conductos: el masaje debe ser con la yema de los dedos y suave, con harto amor chiquillas. 

Foto tomada desde acá
Otra cosa es que la crema se aplica con ambas manos, así que me dejan el tarrito en el mueble del baño, el velador, o donde sea que se echen cremita. Lo que yo hago es poner en el dorso de la mano una cantidad moderada de crema, y luego poner "montoncitos" de ella en frente, nariz, mentón y mejillas. Lo que me quede, lo emulsiono en ambas manos y lo aplico en el cuello, y así voy subiendo con movimientos hacia arriba y hacia afuera, ligeramente circulares pero siempre de adentro hacia afuera. Les pongo al ladito una imagen tomada de la página de facebook de DBS para que les ayude.

Ojo, que el contorno de ojos lo ideal es que sea hidratado con una crema especial, pero como yo no soy purista ni mucho menos, si no tienen un contorno denle no más con su crema de siempre ;)

Así que eso chiquillas. Igual siempre es ideal combinar la aplicación de crema con una rutina facial completa. La mía incluye limpieza, tónico, hidratación, protección UV, contorno y bálsamo labial; quizá algún día haga una entrada de eso, si es que les interesa...

Finalmente, pero no menos importante, quiero agradecer pública y enormemente a Emporio Naranja que recomendó el blog en Facebook y mis visitas subieron x1000 y aparecieron los primeros comentarios y seguidoras, y como que me emocioné caleta, hice un baile feliz y ahora mi pololo me tiene miedo porque presenció todo eso. No importa chiquillas, me hicieron feliz <3

Abrazos! Y porfis porfis comenten, para seguir haciendo bailes felices... y todo el power para la última semana del mes, a ponerle ovarios a los exámenes finales cabras!! Ánimo! :)