Facebook Like

lunes, 16 de junio de 2014

Calmafem, y chao al dolor menstrual PARA SIEMPRE

Ya, si igual tiene ene cuática el título. Pero es que chiquillas, yo sé que muchas de ustedes me entienden. No soy la única que ha estado en esa situación, hecha bolita en la cama suplicando misericordia. 


Y si bien existen algunas cuantas lo suficientemente despreciables suertudas como para no sufrir ese martirio, igual no está de más conocer el dato para recomendar a aquellas que, como yo, cada mes sufren del temido dolor de útero.

La dismenorrea, o menstruación dolorosa, está presente en el 50 a 90% de las mujeres en edad reproductiva en Chile, según un artículo del Colegio de Matronas de Chile que, si te interesa, puedes revisar acá.

Para mí personalmente, es una tortura terrible, como si mi cuerpo se vengara de mí por no quedarme embarazada, como bien podrá explicar esta imagen de 9gag, mi siempre leal página de ocio:


1. Hey! Tu útero aquí! Sólo quería hacerte saber que 
ya tengo todo preparado para el bebé
2. No voy a tener un bebé...
3. AH SI???
4. Mierda...

Y yo sé que para muchas niñas es así. Y dele que el Predual, el guaterito, ibuprofeno, mi mamá haciendo agüita de manzanilla y NADA. El dolor se queda ahí.

Peor si es invierno y hay que salir igual no más a clases o a hacer algún trámite, eso sí que es para ponerse a llorar.

Entonces cuando descubrí este producto milagroso, en verdad le tenía RE POCA fe. O casi nada. Pero no quedaba Predual en la farmacia así que bueh.

Y FUE EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO DE MI VIDA!!

Antes de empezar a babear sobre las maravillas de Calmafem, quiero decirles que como fácilmente pueden cachar, mi blog es súper nuevo, ni mi gato cacha que existe, así que sería ridículo que me estuvieran pagando por hacer esta reseña. Si les escribo sobre esto, es porque quizá como a mí, varias de ustedes sufren ene cuando les llega el período, y yo quiero compartir con ustedes lo único que me ha dado real alivio. Calmafem no tiene idea que le hago queques, y no me paga ni me da muestras gratis (aunque me encantaría), así que pueden confiar que esta opinión es absolutamente imparcial.

Aclarado ese tema, comencemos:


Calmafem no es un remedio ni pastilla ni nada de eso. Es un parche calórico súper natural, práctico y efectivo.

Tiene forma como de toallita higiénica en verdad, pero de estas ultra ultra delgadas, y viene en una cajita que es harto más delgada de lo que se podría inferir por la foto. El parche además no es tan delgadito como en la imagen, sino más ancho, y la gracia que tiene es que se pega en la ropa interior y listo, santo remedio.

Ustedes me preguntarán, qué onda la brujería. Lo que pasa, es que este parche, una vez extraído de su envase al vacío, produce una reacción química al entrar en contacto con el oxígeno del medio y PAF! Tenemos un guaterito portátil.

Sí chiquillas, tal cual, el parche comienza a liberar calor que al menos para mí resulta x1000 más útil que los analgésicos. La temperatura máxima puede llegar a los 58°C, manteniendo una temperatura promedio de unos maravillosos 51°C. Y no, no quema. Entrega calorcito 8 horas non-stop e incluso más!

El parche se adhiere a la ropa interior por dentro, así que es como andar con un discreto guaterito por la vida. Cuando hay que salir en las frías mañanas invernales, mi útero lo agradece con todo el corazón. El calor empieza a irradiarse de a poquito y va aumentando hasta llegar a su peak y luego se mantiene.

Es delgado, así que no se siente como que anduviera con un mega bulto. Cuando me pongo pantaletas los pego directamente en ellas, pero si ando con ropa interior más pequeña la pego en las calzas. La idea es que quede a la altura del vientre, AHÍ donde duele tanto.

Sus ingredientes son absolutamente eco amigables ya que sólo tiene hierro, carbón, agua y sal (tuve que preguntarles en su facebook porque extrañamente eso no aparece en la cajita). No es reutilizable, y debe ser desechado una vez utilizado.

¿Tiene alguna contraindicación?
Sí! Así que ojo, porque no debe usarse:
  • En menores de 12 años
  • En mujeres embarazadas
  • Sobre hematomas, hinchazones o piel irritada
  • Si eres propensa a sufrir úlceras en la piel
  • Más de 8-10 horas diarias

Teniendo en cuenta eso, todo debería andar súper cachilupi. 
Y ustedes queridas me preguntarán: dónde encuentro esta maravilla? Bueno chicas, pueden encontrarla en todas las farmacias Cruz Verde del país y viene en 2 formatos: 1 parche y 3 parches (ahora que lo pienso, quizá la imagen de más arriba era de 3 parches y yo compro de a 1, por eso la encontraba tan gruesa...) que tienen un costo de $2490 y $6490. Yo doy mi rut y por la isapre me hacen descuento y me queda en $2000 la cajita individual, así que bacán.

Anímense chicas!! A reconciliarse con esos días rojos del calendario, y a ser feliz! :D