Facebook Like

miércoles, 11 de enero de 2017

Hidratante y Bronceador Monoi Tiki Tahiti

Hola, de vuelta con entrada veraniega!!
Ha pasado TANTO tanto tiempo! Y no sé, ya avisé que volvía y todo pero es que sigue sintiéndose tan mágico cachilupi reencontrarse con la planilla de "Nueva Entrada" de Blogger. Es boni.

Y ya po, pa' qué tanta melancolía y vamos a la reseña. 

Hoy quiero contarles de un producto al que le tenía ganas hace años, así que me decidí a romper el chanchito y comprarlo. Aproveché una promo y obtuve el pack de hidratante y bronceador, y estoy demasiado feliz!! Ya llevo varias semanas usándolo, así que ahí les va mi experiencia.

El concepto Monoï, en la Polinesia Francesa, significa aceite sagrado; justamente de ahí proviene este producto, específicamente Tahití. El aceite se obtiene a partir de la maceración de la flor de Tiaré en aceite refinado de Nuez de Coco, y el resultado es un producto maravilloso lleno de propiedades e hidratación que según se cuenta es el secreto del cabello y piel tan bellos que tienen las polinésicas. Actualmente pueden encontrarlo aromatizado a Coco, Tiaré, Vainilla e Ylang-ylang, o al menos esos son los que a mi me dieron a elegir, jiji.

La flor de Tiaré es autóctona de Tahití y sus islas y se usaba tradicionalmente para tratar dolor de cabeza y oídos y como cicatrizante de heridas, picaduras de insectos e incluso para sanar eczema. También se le atribuyen propiedades exfoliantes en la piel dado su alto contenido de ácido salicílico. Por otro lado, el coco tahitiano se caracteriza por sus propiedades antioxidantes (es muy alto en vitamina E), cicatrizante, regenerador (vitamina A), anti edad e hidratante.

Con todas estas propiedades, imposible que no sea un elixir maravilloso. Así que empecé a usarlo. De partida, les cuento que tengo queratosis pilar: es una enfermedad a la piel en que ésta está tan reseca que se llena de granitos, como si yo siempre tuviera piel de gallina. Estoy maravillosamente feliz porque siento mi piel mucho más suavecita con el hidratante, y me dura todo todo el día!!! Además que tiene un olor increíble. Su hidratación les juro que es brutal, es muy concentrado así que recomiendo usarlo en cantidades bien pequeñas: yo literalmente le meto el dedito pequeño y con eso voy esparciendo, porque de verdad es brígido. La primera vez me apliqué en el pelo con mucha emoción y el resultado fue asquerosito, y eso que lo apliqué en la ducha y me enjuagué eneeee, así que vayan con calma.

Su consistencia es absolutamente líquida, aceite puro. Sin embargo, si se mantiene a menos de 25°C se solidifica y queda como gel o derechamente duro. Aparentemente mi depa en Valpo vive a esa temperatura porque se me vive endureciendo, así que cuando eso pasa yo lo tiro cerca de mis pies al ducharme para que retome su consistencia líquida con el agua caliente de la ducha.

Algo que me resultó increíble fue aplicar el hidratante (el que es transparente, no el rojo de la foto) en el pelo antes de ducharme y lo dejé ahí bien envuelto en una gorra térmica por unos 40 minutos, después lavé con champú y bálsamo como siempre. Se los juro gente, al otro día mi mamá y amigas me preguntaron qué me había hecho en el pelo. Estaba brillante, sedoso, con mucho mucho mucho menos frizz, y el olor... oh por Dios. Se los recomiendo demasiado!

El bronceador lo usé en el paseo de curso del sobrino de mi pololo. Estuve fácilmente 10 horas expuesta al sol, y quiero detenerme en algo importante: el aceite monoï NO CONTIENE FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR, por lo que si quieren un bronceado fascinante, duradero y por sobre todo, SALUDABLE, deben usar además un protector solar adecuado. Por favor, chiquillas, el melanoma es real y mata, no es necesario atraerlo a nosotras. Dicho eso, yo apliqué mi aceite bronceador monoï (el rojo) una vez absorbido mi protector solar, y el resultado fue bacán, porque mi piel se mantuvo siempre hidratadísima, que es justamente lo que hace que una se broncee de forma bonita. Después en la noche volví a aplicar después de ducharme, sobre la piel húmeda, a modo de "post sol" y estoy muy contenta con los resultados. Ojo que mi piel de cuerpo es seca, así que al menos desde mi experiencia ha funcionado súper. No lo he aplicado en rostro (piel mixta) y tampoco sé cómo funciona en piel grasa, pero recuerden que esta última igual necesita hidratación.

Como resumen, debo decir que le hago muchos queques a este aceitito. Yo tengo el de Tiaré y su olor me hace ver arcoiris cruzando el espacio de felicidad. El de coco y vainilla también los encuentro ricos, pero yo personalmente encuentro que esos aromas son más dulces y fuertes y en verdad los odié jajaja pero es cosa de gustos. Su valor igual lo encuentro un poco elevado, pero sus resultados hacen que al menos para mí lo valgan; e insisto, es súper concentrado, con un par de gotitas basta. Pueden conseguirlos por iHerb o Experiencia Monoï en Chile. También hay varias niñas que venden en tienditas (mi tía, por ejemplo, ejem ejem) pero asegúrense que provengan de distribuidores autorizados! Su costo varía entre $9000 y $12000, según el vendedor.

Así que eso!! Ojalá les haya gustado la entrada inaugural (ohmaiga qué emoción!). De verdad encuentro que el monoi es demasiado ideal para usarlo en esta temporada veraniega para tener un bronceado increíble, y el resto del año se pueden aprovechar todas sus propiedades hidratantes. Abracitos y gracias por leer!! :) :)