Facebook Like

miércoles, 25 de febrero de 2015

Bibliofilia: El Hombre Equivocado - John Katzenbach

Hola mundillo!!!

Cómo están por la vida? Aquí vengo inaugurando nueva sección de reseñas de libros :D Y hoy les traigo uno de los favoritos del verano, que es harto decir considerando que cada verano me leo mínimo unos 10 libros, pero este, este se pasó!


Si les gustan los thrillers psicológicos, las historias de suspenso, los personajes complejos con coeficiente intelectual supermega aterradoramente alto, este es un libro que no pueden no leer!! Les advierto, eso sí, este es un libro que no recomiendo leer con las uñas recién arregladas.

John Katzenbach es un autor que descubrí con otro thriller psicológico llamado El Psicoanalista (también buenísimo) y me dejó loca. Es de esos autores de los que pueden regalarme cualquier libro, y fijo que me va a encantar. Tengo una debilidad por la literatura de suspenso, debo admitirlo.

El Hombre Equivocado es un libro de 553 páginas que se pasan volando. El libro te atrapa y no te suelta, aunque eso sí, igual se toma el tiempo de ahondar en la personalidad de los personajes. A mí me gusta eso, porque me gusta tratar de descifrar qué sucederá y eso me ayuda, pero hay gente que encuentra que eso enlentece mucho la trama. Cosa de gustos.


Este libro trata de una chiquilla universitaria común y silvestre llamada Ashley. Sus padres están divorciados ya que su madre dejó a su padre para casarse con otra mujer. Me gusta que el libro trate esto con absoluta normalidad, la trama no se ve afectada en absoluto por ese detalle. La vida de Ashley es súper normal, ama su carrera y le va bien y tiene una pega que también adora, y todo va súper cachilupi en su vida hasta que conoce a Michael O'Conell, con quien tiene un rollo de una noche, se separan y no se vuelven a ver más. O ese era el plan.

O'Connell queda flechado de Ashley y se va en la volá "si no te tengo yo, no te tiene nadie". Y ahí cachamos que O'Connell no es un tipo cualquiera, sino que es un compadre absolutamente psicópata, onda clínicamente psicópata, de los que no se les aprieta la guata para matar desde gatitos hasta personas. Así que el libro se torna en una versión siniestra de un juego tipo "corre que te pillo" entre la familia de Ashley, que trata de protegerla, y O'Connell, quien hace gala de todos sus recursos para tener a la chica de sus sueños. Porque en la cabeza de él, Ashley también lo ama (sólo que no se ha dado cuenta todavía), y su lucha es justa y en nombre del amor. Estos recursos no sólo quedan en su maldad psicopática despiadada y sin vacile, sino que este súper genio (porque asumámoslo, todos los the real psicópatas son súper genios) es además una máquina informática para hackear. Y es una terrible mezcla que termina afectando (para mal, evidentemente) a todos aquellos que significan algo importante en la vida de Ashley.

Así empiezan a desdibujarse los límites de qué harías para proteger a la persona que amas de una persona así y hasta dónde estarías dispuesto a llegar. Es un suspense psicológico maravillosamente logrado, de esos que te hacen bajar el libro en determinado momento (generalmente yo digo Oh, mierda en esos momentos) para poder procesar todo lo que está ocurriendo, y sólo después de eso, puedes retomar la lectura. 

De más decir que lo recomiendo muchísimo, aunque puede hacerse muy extenso a veces. Yo simplemente me lo devoré y lo amé con la vida. Si a alguien le tinca, si alguien lo lee, si alguien lo leyó, dígame! Yo feliz de compartir esta experiencia literaria con ustedes. 

Un abrazo y que estén súper! :D